Comandante legionario

A mi abuelo

 

Se respira el aire tranquilo

más denso, más pesado

el último suspiro fue para tu amor

y en paz, sereno, te has marchado.

 

En los brazos de tu familia

llenos de amor y cariño

vuelas ahora al cielo

renaces del vientre que te ha parido.

 

Comandante legionario

dejas en todos tu recuerdo

lloro amargo tu pérdida

más ahora guías mi sendero.

 

Por unos años fui tu nieta

pero de por vida te querré

vuela alto, abuelo, vuela

y volverás, sereno, en cada amanecer.

 

Con estos versos te despido

pero en mi poesía siempre estarás

en mi corazón se dibuja tu sonrisa

y donde quiera que estés, abuelo, me guiarás.

 

11 de agosto de 2017, Chiclana.