Te he sangrado

Hoy me has dolido y te he sangrado. Otra vez. De nuevo. Como si fuera la primera vez que me corto con tu recuerdo vacío, con tu sonrisa de plomo y tus ojos sin fondo.

Hoy has vuelto y me has puesto contra la espada y el corazón, sin saber cuál de los dos estaría más afilado.

Has vuelto vacío de amor y en compañía de alguien que se antojaba a mí.

Pero no era yo.

Ni yo quiero ser ella.

 

Para que me abraces sin quererme.

Para que me beses sin sentirme.

Para que me mires sin verme.

 

Has vuelto y has despertado a nuestros fantasmas, a los resquicios rotos de nuestro Amor.

Has vuelto y no he podido evitar llorarte.

Julio de 2018, Madrid.