Yo te compré un libro y te escribí unas líneas. Y no sé cuál de las dos quemas más. Si la historia que reposa en mi están, o las confesiones que duermen al fondo del cajón.