Señorito por Las Ramblas

Porque tú siempre fuiste
Señorito
Muy tuyo
Poco mío.

Muy de tus versos
Y poesías
Mal de amores
Te vestía.

Y yo me enamoré de ti
Sabías
Tan tuyo eras
Quería ser tu mía.

Y mientras paseabas
Señorito
Por las Ramblas infinitas
Yo te seguía, señorito
Hasta el puerto
Y su colina.

Y Colón
Que miraba
Las aguas a su proa
Y la ciudad condal
De travesía
Conocía
Señorito
Que sin tu pedirlo
Mas allá
Te hubiera seguido.

Porque señorito
Ya sabías
Que más tuyo es
Este corazón
Que mío.

En memoria de Federico García Lorca, poeta y dramaturgo. Fusilado por las fuerzas del Franquismo en la madrugada de 18 de agosto de 1936.