Sonambulismo de ciudad marchita

Volví a la ciudad y el cielo se rompió sobre mis hombros.

Lloraron sus lágrimas la pena de mi corazón. Y en la retina de mi ventana descubrí que el Amor por mi Mar me había dejado deambulando desnuda por la ciudad.

26 de agosto. Vivo y muero sobre el asfalto de mi mar.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: