Sacrilegio literario

No puedes volver: porque entonces dejaría de escribir. Y, aunque sienta que me muera sin ti, sin mi poesía me mataría.

Epopeya al dolor al ritmo de Sabina.

Hay amores que no necesitan morir para dejarte sin vida.

Sin categoría