Quimera de poeta

Mi cuerpo no responde
siento mi vientre deforme.
Desconozco esta piel,
estos ojos que me miran,
estos labios que no besan.
El vientre hinchado,
pareciera que a parir fuera:
son ideas, ideas, ideas.
Poesía de llanto
la vida en la tierra.
Me hundo en el manto
de quien yace a la vera.
Debiera entonces acariciar
la redondez de mi quimera,
yazco y muero sobre la Luna
sueño de niña en pena.
Él viene a redimir
la tristeza en poemas
como poeta albañil
que sana herida y grieta.
Divago sobre la almohada
Y deshago el abandono
Me confundo en el tacto
Me mira con aplomo.

23 de marzo de 2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: