Sonambulismo de ciudad marchita

Volví a la ciudad y el cielo se rompió sobre mis hombros.

Lloraron sus lágrimas la pena de mi corazón. Y en la retina de mi ventana descubrí que el Amor por mi Mar me había dejado deambulando desnuda por la ciudad.

26 de agosto. Vivo y muero sobre el asfalto de mi mar.

Tú no lo entendías

Vivo enamorada de la Lluvia porque es el único camino de llorar las metáforas de mis poesías. Descanso mirando a la Luna porque es la única capaz de traerme la paz que tanto anhelo. Confieso mis penas al Mar porque solo en su vientre cristalino siento que mi madre sigue cerca. Escribo con letras mis…

Leer Más